JOYAS DORADAS

La joyería es uno de nuestros accesorios más íntimos y apreciados. Es por esto, que es importante saber cuidarlas y protegerlas para conservar su belleza y mantenerlas en perfecto estado.

A continuación, te damos algunos consejos para que tus joyas se vean tan bonitas como el primer día:

Evita lavarte las manos o ducharte con las joyas puestas.

Evita siempre el contacto de las joyitas con productos de limpieza domésticos (lejía, detergentes...) o productos cosméticos (laca, cremas...).

Hay que tener en cuenta que el propio pH de tu piel puede alterar el color de tus joyas.

JOYAS PLATEADAS

Guarda tus joyas en un lugar fresco y seco, para evitar la oxidación. Recomendamos ponerlas en bolsitas de tela individuales de manera que no se apilen ni se rayen entre ellas. Con el paso del tiempo, la plata se oxida creando manchas en la pieza y más aún si están expuestas a agentes corrosivos como el cloro, sudor, perfume, agentes alcalinos y a la salinidad por mucho tiempo.

Evita la exposición directa con la luz artificial o solar durante largos períodos, así como a los cambios bruscos de temperatura.

Límpialas con relativa frecuencia, aproximadamente dos veces al mes, para mantener su brillo y belleza. Usa agua tibia con un poco de jabón pH neutro y frota con un cepillo. Luego aclara con agua tibia y seca con un paño suave o con un secador en la temperatura más baja.

¡Con estos sencillos trucos podrás disfrutar de tus joyitas Creu durante más tiempo!

JOYAS PLATEADAS

Guarda tus joyas en un lugar fresco y seco, para evitar la oxidación. Recomendamos ponerlas en bolsitas de tela individuales de manera que no se apilen ni se rayen entre ellas. Con el paso del tiempo, la plata se oxida creando manchas en la pieza y más aún si están expuestas a agentes corrosivos como el cloro, sudor, perfume, agentes alcalinos y a la salinidad por mucho tiempo.

Evita la exposición directa con la luz artificial o solar durante largos períodos, así como a los cambios bruscos de temperatura.

Límpialas con relativa frecuencia, aproximadamente dos veces al mes, para mantener su brillo y belleza. Usa agua tibia con un poco de jabón pH neutro y frota con un cepillo. Luego aclara con agua tibia y seca con un paño suave o con un secador en la temperatura más baja.

¡Con estos sencillos trucos podrás disfrutar de tus joyitas Creu durante más tiempo!

Registro de nuevo usuario

¿Ya tienes una cuenta?
Inicia sesión o Recupera tu contraseña